JoomlaLock.com All4Share.net

Tablón de Noticias

La Paz, te queremos grande y próspera

 

WhatsApp Image 2021 07 19 at 12.55.49

 

La Paz, cuna de libertad y tumba de tiranos, recordó este 16 de julio la gesta libertaria de 1809, protagonizada por preclaros personajes de la época, que dieron inicio a la lucha por la independencia de la Corona Española.
El departamento de La Paz, que en años pasados era el motor de la economía, ahora dejó ese papel a la pujante Santa Cruz. Recuperar ese sitial es posible, pero eso demandará de todos los estantes y habitantes de la sede de gobierno dedicación y esfuerzo. Gobierno, rabajadores y empresario deben concertar acciones orientadas a incrementar la producción, la productividad y, consecuentemente, las exportaciones.
De acuerdo con los informes del INE a 2019, nuestro departamento, como segunda economía del país, generó un PIB de 79.478 millones de bolivianos (algo más de 11.500 millones de dólares), y su PIB per cápita alcanzó los 3.988 dólares, muy por encima del promedio nacional.
La economía paceña no gira en torno a la extracción de materia prima. Su sustento está en la administración pública, casi con 20 %, seguido por el sistema financiero con el 14 %, la industria aproximadamente el 9% y el comercio con el 8 %. Toda esta actividad puede ser complementada con proyectos enmarcados en la Economía 4.0, del conocimiento.
A diferencia de años anteriores, en 2021 la actividad minera tuvo un repunte, pues a mayo de este año las principales exportaciones de La Paz fueron: oro metálico con un valor de 601,9 millones de dólares, joyería en oro con 91,6 millones de dólares, minería de zinc con 32,7 millones de dólares, estaño metálico con 20,5 millones de dólares, productos textiles con 3,2 millones y otros productos con 82,7 millones de dólares.
Un dato que nos debe preocupar a los paceños es que en 2020, la tasa de crecimiento de la población fue del 0,75 %, mientras la migración total neta fue de -5,4 %.
Según el INE, la población estimada de La Paz, para este 2021, es de 3.023.791, menor que Santa Cruz, que tiene 3.363.400 habitantes.
En La Paz uno puede pasar de los 6.000 msnm, en la zona de la cordillera, a los 3.500 msnm en el altiplano -donde están las dos mayores ciudades de la región: La Paz y El Alto-; en los valles y los yungas llega a los 2.000 msnm y en la zona de los llanos orientales (casi todo el norte paceño) estar a los 150 msnm.
Recuperar el sitial que teníamos demandará una adecuada planificación y coordinación entre los tres niveles de administración: Gobiernos central, departamental y municipal. Esto debe ser sustentado por políticas nacionales de seguridad jurídica, fomento a la iniciativa privada y una integración vial -incluidos los ferrocarriles hasta los puertos chilenos- que nos permita llegar a todas las regiones del departamento.
Para viajar en ómnibus desde la sede de gobierno hasta Ixiamas se necesita más de 12 horas para cubrir los algo más de 500 Km. La Paz-Rurrenabaque es un viaje de más de 9 horas por carretera, para cubrir sus 400 Km. Esta es una muestra de nuestra falta de integración.
Entre algunas obras urgentes se puede citar un aeropuerto hub, que no solo ofrezca servicios a esta región abandonada, sino que lo vincule con otras regiones turísticas como el Salar de Uyuni, por citar un solo caso.
Como dije en un comentario de agosto de 2019, esta región desvinculada del resto de La Paz tiene potencialidades para diversos emprendimientos industriales y la generación de energía por aproximadamente 100 megavatios.
El Norte Paceño Tropical ocupa la mitad del territorio del departamento con algo más de 60.000 kilómetros cuadrados y una población aproximada de 100 mil habitantes. En esta región están los municipios de Apolo, Guanay, Ixiamas, Mapiri, Tacacoma, Teoponte, Tipuani y San Buenaventura, con una densidad apenas superior a un habitante por kilómetro cuadrado.
La temperatura de la región fluctúa entre los 24 y 33 grados centígrados, clima en el que se puede producir café, castaña, arroz, cacao, junto a hortalizas y una gran variedad de frutas. En esta exuberante región se puede aplicar la Economía Naranja, para una adecuada explotación del ecoturismo, mostrando la gran riqueza del Madidi.
Ejecutar políticas de atracción turística, que podría ser una de las fuentes de mayor ingreso del departamento, requiere del trabajo de todos sus habitantes, garantizando al turista que podrá volver a su lugar de origen cuando así lo quiera, sin que se lo impida un bloqueo repentino de alguna comunidad, trabajadores de alguna empresa o vecinos de algún barrio.
No podemos convertirnos en un atractivo turístico internacional, si no tenemos la capacidad de garantizar el libre tránsito por todo nuestro territorio.
Como La Paz, tenemos mucho que ofrecer al turismo. Solo por citar algunos: Pasar de las cumbres nevadas a los yungas en menos de 2 horas de viaje; Titicaca, el lago navegable más alto del mundo; Tiwanacu, muestras de una cultura milenaria; Rurrenabaque, ingreso a la Amazonia boliviana.
Para que La Paz retome el liderazgo nacional solo necesitamos trabajar todos juntos, tirando la carreta en una sola dirección, no guiados por mezquinos intereses, que nos llevaron a donde ahora estamos.
Si es cierto que queremos a esta tierra, que estamos orgullosos de vivir en La Paz, demos el paso correcto para dar nuestro aporte a su mayor grandeza.
Paceños y no paceños ¡Viva La Paz!

El autor es Académico de Número de la ABCE (Academia Boliviana de Ciencias Económicas).

Log in